Madrid a punto lograr un circo sin animales

Madrid a punto lograr un circo sin animales

El Ayuntamiento ya ha aprobado la propuesta de Ahora Madrid y PSOE para prohibir la utilización de animales salvajes en estos espectáculos.

Hace muchos años ya que los defensores de los animales nos marcamos este objetivo. “El entrenimiento será el primer pilar de la explotación animal en caer” asegurábamos algunas. Realmente lo creíamos, pero a la vez nos sentíamos un poco idealistas y sabíamos que había mucho trabajo por delante.

Desde entonces son muchas las compañeras y compañeros que han trabajado muy duramente por esta causa, cada cual a con sus métodos y estilo; la concienciación era clave, ya que el grueso de la sociedad no era consciente de la violencia contenida en los adiestramientos necesarios para que un animal realice un determinado truco, o como las condiciones de encierro y constantes viajes perjudicaban la salud y a veces también el espíritu de muchos animales.

Así, un grueso de activistas pusieron el esfuerzo en difundir información, hacer campañas, carteles y plataformas online, se recogieron firmas y se hicieron protestas. Otros combinaban estos aspectos sociales con acciones legales, se reunían con ayuntamientos y hablaban con la prensa.

Campaña de concienciación circos – Año 2012

El movimiento de derechos animales ha ido celebrando cada uno de los pequeños éxitos con gran alegría cada vez que más ciudades y municipios, nacionales e internacionales, se iban sumando a las iniciativas para impedir el uso de animales en los circos.

Por todo esto y aunque los municipios Madrileños que se han declarado libres de circos con animales ya sumen 50 -40 de ellos adheridos a lo largo del último año- los animalistas tenemos puestos los ojos y las ilusiones en que se apruebe la nueva ordenanza municipal propuesta por el gobierno de Ahora Madrid y PSOE con el voto a favor de Ciudadanos y el rechazo del PP, que proteja a los animales (en principio los considerados salvajes) incluido de los espectáculos circenses, tanto en terrenos de titularidad pública como privada que supondría un gran avance legal además de simbólico.

La ordenanza está actualmente en fase de redacción con la colaboración de la Federación de Asociaciones Protectoras y de Defensa Animal de la Comunidad de Madrid, Justicia Animal, representantes del Colegio Oficial de Veterinarios, facultades de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid y de la Universidad Alfonso X El Sabio, Policía Municipal, SEPRONA y servicios técnicos de Madrid Salud. Una vez terminada se elevará a la Junta de Gobierno para luego volver al Pleno y, si todo va bien, ser definitivamente aprobada.

Una decisión polémica

Además del veto del PP, también se oponen a esta iniciativa los trabajadores del circo Quirós, un circo con animales, junto a otros simpatizantes. Lo han expresado manifestándose en la puerta del ayuntamiento, sumando en total un número inferior a 40 personas. Argumentan no haber sido consultados para la creación de estas medidas, ni sobre el impacto que tendrá para su negocio y plantean ¿dónde irán los animales en caso de prohibirse su uso?.

Sin embargo entre los defensores de los animales se escuchan otras opiniones. Matilde Cubillo, de Justicia Animal, aplaude la iniciativa pero añade que le hubiera gustado que la prohibición se hiciera extensible a todos los animales, y no sólo a los considerados salvajes.

Javier Moreno de  Igualdad Animal, explica que “en la práctica, la prohibición de animales salvajes supone irremediablemente que muchos circos no puedan instalarse en Madrid, ya que algunos de sus espectáculos ‘estrella’ se basan en humillar a animales salvajes”.

Una vez esté redactada la nueva normativa, Madrid se sumará a las casi 350 localidades españolas que no autorizan los espectáculos circenses con animales. Cruzaremos los dedos.

Berenice

Berenice Riu

Fundadora de Animei Beat. Diseñadora gráfica, publicista, ilustradora. Enamorada de la tipografía, los píxeles y los vectores. También me interesan las gafas moradas de doble cristal, la justicia social y los derechos de los animales.